Tarot sin gabinete

Comparativa entre tarot sin gabinete o con gabinete

Cuando nos decidimos a contratar algún tipo de servicio de videncia, echamos un vistazo al mercado y nos damos cuenta de la gran cantidad de opciones que tenemos a nuestra disposición. Si nunca nos hemos introducido en este mercado, seguramente nos hayamos encontrado con lo que se conoce como tarot sin gabinete, o bien con algunos servicios que si que dicen tenerlo.

No obstante, como no tenemos mucha experiencia, es probable que ni tan siquiera sepamos a lo que se refieren con este concepto.

Por si quieres salir de dudas, nosotros hemos hecho este pequeño artículo comparativo para ayudarte a establecer la diferencia. Sigue leyendo y la encontrarás.

tarot sin gabinete

Tarot sin gabinete vs tarot con gabinete

¿Qué es un tarot sin gabinete?

En el momento en el que una vidente decide establecerse por su cuenta, es lo que conocemos como un tarot sin gabinete. Es decir, que sólo se encargará ella misma de atender a cualquier tipo de cliente que pueda llegar a tener.

Realmente cualquiera de las dos opciones es frecuente: cuando una vidente decide establecerse por ella misma es porque, o bien no cuenta con compañeras que puedan ayudarle con el trabajo, o bien simplemente piensa que puede conseguir un mejor servicio si no se asocia con nadie.

Por supuesto, esto tiene sus pros y sus contras.

 

Pros: Imagina que hemos visto un anuncio publicitario en donde podemos hablar con una vidente especializada en este sector. Puede que ya la conozcamos porque su fama la preceda. Necesitamos una predicción lo más fiable posible y queremos que sea esta persona quien nos lo haga.

Al llamar a un servicio de tarot sin gabinete nos estamos asegurando de que, en el momento en el que hagamos nuestra llamada, será atendida por la vidente con la que queríamos hablar. Es decir, que no va aparecer ninguna de sus compañeras, de las que probablemente ni tan siquiera hayamos oído hablar, para poder atenderlos.

Esto también es una ventaja en el caso de que, por ejemplo, ya hayamos llamado en el pasado y nos hayas tendido una misma persona. Podemos saber que, independientemente de las veces que vayamos a llamar, siempre vamos a tener a la misma profesional para darnos la calidad que nos ha ofrecido desde el primer momento.

Es decir, que en este ámbito no hay sorpresas.

 

Contras: Por otra parte, imagínate que tienes algo de prisa y necesitas saber la respuesta algún tipo de problema que tienes en tu vida. En este caso, si llamas al servicio de tarot sin gabinete y descubres que ya hay muchos clientes que están llamando, no te va a quedar otra que esperar una larga cola para poder ver atendida tu petición.

Esto es debido que, precisamente, no existen otras profesionales para que puedan atender tu llamada. Puede que a ti no te interesase hablar con una vidente general, sino con cualquiera, y quería desesperar lo mínimo posible para poder hacerlo.

 

¿Qué es un tarot con gabinete?

En la otra cara de la moneda tenemos el tarot con gabinete. La principal diferencia con el tarot sin gabinete es que aquí no nos encontramos con una única vidente que nos va atender, sino con un gran equipo de profesionales.

Puede que sea un grupo de vidente es que se ha asociado para poder ofrecer sus servicios, o simplemente que trabajen para un empresario que ha hecho posible este proyecto.

Al igual que la opción anterior, también tiene sus pros y sus contras.

 

Contra: No siempre podemos hablar con una vidente especializada. Por lo general, el servicio se oferta con una vidente ampliamente reconocida en el mercado. No obstante, hay que tener mucha suerte para hablar con ella porque siempre suele estar ocupada. Por lo general, los servicios que aparecen en la televisión suelen ser así.

Pro: Es una buena opción por si necesitamos una interpretación y no nos importa que vidente nos pueda atender. Además, al haber tantas opciones, si una no nos gusta, siempre podemos probar con otra.

Ahora ya conoces algunas de las principales diferencias entre un tarot sin gabinete y un tarot con gabinete. Tan sólo tienes que decidir.