Magia con velas

Magia con velas y la importancia de elegir el color adecuado según el ritual

Cuando hacemos un ritual, normalmente integramos una vela que será el detonante para conseguir que la magia pueda llegar a fluir. Dependiendo del tipo de ritual, así como la finalidad del mismo, utilizaremos un color diferente.

Si elegimos una vela negra: Entonces lo que vamos hacer es un trabajo de hechizos, un ritual de meditación o cualquier otro tipo de evento con el objetivo de expulsar entidades malvadas, así como energía negativa. También puede ayudarnos a protegernos ante cualquier tipo de hechizo.

Si la vela es azul: Es una vela que se asocia con el desarrollo, tanto económico, como mental. Podemos usarla para acercarnos a ciertas personas, tanto en relaciones amorosas, como en amistades. En el caso de que se utilice una vela azul oscuro, se asocia con sueños proféticos y con la capacidad de ver el futuro.

Si la vela es de color café: Se suele utilizar para rituales que fortalecen las amistades y el éxito. Además, también es perfecta para organizar hechizos que nos ayuden a localizar objetos perdidos.

Si es de color oro: Cómo ya te puedes llegar imaginar, se asocia con el éxito económico. Representa a Dios, a la prosperidad, a la divinidad masculina, a la atracción…

Si la vela de color verde: Es la que más se suele utilizar cuando queremos encontrar un nuevo trabajo, o salir de una complicada situación financiera.

Si la vela es de color rojo/naranja: Se suele asociar con problemas de índole sexual o amor por determinados bienes materiales. Nos ayuda reforzar nuestra energía, y a poder renovar nuestra autoestima ante situaciones difíciles.

Si la vela de rosa: Entonces nos ayuda a potenciar nuestras relaciones de amistad o familiares.

magia con velas

Y estos son tan sólo los colores más utilizados en magia con velas, pero hay muchos más que tendrán que ser considerados por la vidente que se encargue de formalizar el hechizo.